Responsabilidad

“Vivir para los demás no es solamente una ley de deber, sino también una ley de felicidad” Auguste Comte

No nos pongamos demasiado filosóficos pero esta frase sirve para recordar que cuando accedimos al gobierno local no fue para quitar a unos y poner a otros. No era un cheque en blanco para nuestros socios de gobierno. Nuestra participación debe servir para transformar el pueblo, para perseguir la felicidad colectiva e individual de nuestros vecinos y vecinas. Agradeciendo el fin de 20 años de caciquismo y el diálogo que ahora se ha instaurado en las instituciones de nuestro municipio debemos seguir luchando por proyectos que nos ilusionen.

No es suficiente un buen equipo técnico, también es necesario un equipo político que no se complazca y eche flores sino que sea autocrítico para ser aún más constructivos y que promueva aún más la transparencia y participación. Aquí, perdonad que seamos pesados, también tenemos que aportar cada uno nuestro granito de responsabilidad, ahora podéis participar en las instituciones y os invitamos a aportar vuestra visión de los temas que estiméis a los plenos. Por nuestra parte, como actor social, también os invitamos a participar con nosotros en proyectos que creemos relevantes:

  • Municipalización de los servicios de limpieza. El punto limpio, los servicios de parques y jardines y los de recogida de residuos urbanos.

El año que viene se acaba el acuerdo con Urbaser por el que pagamos en torno a 1.000.000 € de más por un ‘error aritmético’. Ahora podemos aplicar un modelo alternativo que suponga mejora en la calidad del servicio, adecuación de los trabajadores a las necesidades del municipio, creación de puestos de trabajo, ahorro y reinversión del mismo en el municipio.

Y hablando de basura….

Últimamente se ha instaurado el mal hábito de usar la política como medio para arrojar sin sonrojo la basura de toda índole, sin importar si tenía relevancia no para el vecino de Moralzarzal, sin molestarse ni tan siquiera en investigar con cierta odontología y mínima decencia ética. Hemos visto que los medios municipales, véase redes sociales, han sido usados para recriminaciones partidistas.

Ante esta situación debemos recordar que es momento para que los representantes de Moralzarzal estén a la altura y dignifiquen la función de la política. Las instituciones son de todos y todas y no de un partido ni del cacique de turno. En particular, en lo que nos atañe a nosotros, es vergonzoso ver como el PP de Moralzarzal usa el sufrimiento personal como arma política. Lo hubiera podido evitar si se hubiera molestado en aplicar el mas mínimo sentido común, pero se mueve mejor en la basura.

Ver artículo en PDF

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page
Publicado en comunicado y etiquetado .