El programa de MeC defiende la municipalización de los servicios para que estos sean 100% públicos

¿Qué quiere decir municipalizar?
Durante años, las competencias del Ayuntamiento han ido pasando a manos de empresas privadas con la consecuencia de que los costes de estas privatizaciones han supuesto gastos extra a los vecinos y vecinas. Cuando hablamos de municipalizar, hablamos de devolver estos servicios al Ayuntamiento, para que se gestionen desde el mismo.
Según el informe del Tribunal de Cuentas de 2011, la forma de gestión de los servicios públicos más económica es la del propio Ayuntamiento. Privatizar resulta más caro porque las nuevas empresas que asumen el servicio deben pagar los costes y además han de conseguir beneficios. Si se mantiene el precio, se debe recortar en personal o calidad o renunciar a las ganancias, no hay más opciones.

¿Por qué municipalizar es más económico?

  • No está sujeto a IVA (desde un 10% hasta un 21%).
  • No hay plusvalías para el empresario (aproximadamente un 10%). Todo el coste se dirige al servicio exclusivamente.
  • No aplica comisiones de sobrecostes, como los enormes incrementos denunciados por este Ayuntamiento en un servicio por el que se pagaba mucho por un “error aritmético”.
  • No necesitamos múltiples equipos técnicos: En los servicios privatizados pueden operar hasta tres equipos técnicos relacionados con el servicio: el municipal, el de la empresa y el de la consultora que realiza el control, cada uno con su coste respectivo. Cuando el servicio está municipalizado es suficiente un solo equipo para asegurar la calidad de este.

¿Qué otros intereses tiene la municipalización?

Desde MeC entendemos que son diversas las variables, además del ahorro económico, por la que es beneficiosa la gestión pública de los servicios públicos. Pasamos de la dinámica de conflicto de intereses en las privatizaciones (empresa busca beneficios vs. municipio busca servicio económico y de calidad) a una dinámica en la que todos ganan por la coincidencia de intereses. Aquél que encarga el servicio tiene todos los mecanismos de control sobre el servicio y, por lo tanto, todas las decisiones sobre la calidad del mismo. Además, permite aplicar la máxima transparencia en la gestión del servicio, incluso poder incorporar la participación ciudadana en la toma de decisiones estratégicas. Es decir, transparencia, control democrático, ahorro a las arcas municipales con buenos servicios públicos.

Por lo tanto, municipalizar los servicios públicos locales es posible y además nos permite preguntar a qué vamos a dedicar el ahorro del sobrecoste de las privatizaciones, en lugar de preguntarnos en qué vamos a recortar.

Tenemos la obligación política de municipalizar los servicios públicos. No sólo de hacer campañas comunicativas, ni estudios para ver cómo municipalizar, sino de municipalizarlos. Tenemos una amenaza latente, y no menor, el TTIP, así como el TISA y el CETA, un gran peligro que acecha.

Ver artículo en PDF

 

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page
Publicado en comunicado y etiquetado .